La Zona Cero de Calatrava

Delante del intercambiador que Santiago Calatrava está a punto de inaugurar en el World Trade Center, en Nueva York, Mark, de 61 años, reconoce: «Yo lo odiaba». Este empleado del Departamento de Salud habla con conocimiento. La ventana de su despacho da a la obra, y en los últimos años ha seguido al día el avance de las grúas y las hormigoneras. Su opinión, sin embargo, ha cambiado.